“PROMOVEMOS MÁS EL SURF JUNIOR QUE EL OPEN”

Entrevista con uno de los directivos de la Federación Gallega de Surf, Roman Diez González, quien nos cuenta cómo funciona y encara su trabajo el organismo encargado de fomentar todas las actividades relacionadas al surf en Galicia. En qué van bien, qué falta aún, cómo son los campeonatos, a qué playas ir, su especial promoción de los Junior y otros aspectos de la interna del órgano máximo del surf gallego, para quizá así trazar puntos de contacto, diferencias y posibles complementos al impulso que desde inicios de los 90’ viene desarrollando la USU (Unión de Surf del Uruguay).

 

5

 

¿Cuándo nace la Federación Gallega de Surf?

Lleva ya 18 años. Desde 1996.

 

Desde su inicio hasta hoy, ¿cambiaron mucho sus objetivos, qué se mantiene, qué no?

Sí, los mismos. La promoción y la competición del surf en Galicia. Participamos en eventos de afuera con la selección, hacer un circuito bueno, intentar localizar sponsors, hacer cursillos de formación, actividades incluso por fuera del surf federativo, como disminuidos psíquicos, o por ejemplo el surf nocturno que se hará ahora en Patos, en Nigrán, algún festival y cualquier actividad que fomente y haga que el surf de Galicia vaya para adelante

 

El nombre completo es Federación Gallega de Surf y Bodyboard, ¿desde cuándo incorporan también al bodyboard?

En realidad, desde el principio. Nuclea al surf, bodyboard, longboard y paddle surf. En España no se hacen subdivisiones de categorías, no puede haber una federación de longboard, pertenece a la de surf porque es la misma disciplina; tendría que haber una demanda muy grande para que eso pasara; como en EE.UU., donde la de longboard tiene una federación propia.

 

¿Cuál es tu trabajo dentro de la Federación y cómo es el proceso de elección de autoridades?

Soy directivo de la Federación y llevo la parte de longboard.

Se elige cada 4 años, con votación. Primero se eligen a unos representantes de la Federación, que son deportistas, surfistas, jueces, técnicos y clubes. Los que salgan entre ellos, esa gente escoge al presidente. Los federados que pueden votar, sean mayores de edad y hayan competido, son los que eligen.

 

1

 

Dentro de España está, por ejemplo, la Federación Canaria o la de los vascos, ¿a qué responde ese trabajo por separado? ¿Tamaño del país e inviabilidad para hacer todo desde un único organismo, internas locales…?

De otros países, no se entiende eso, y más si vienes de Uruguay, que es chico.

 

Sin ir más lejos, Brasil es gigante y está todo más nucleado …

Pero es diferente. Aquí, ya por cultura mismo, España es un estado muy diverso; no es lo mismo un gallego que un canario. Por lo mismo que acá hay diferentes gobiernos autonómicos, hay federaciones autonómicas. Galicia tiene sus particularidades, su lengua, sus olas, entonces procuramos que eso se transmita también al surf. De hecho, nosotros trabajamos con la Federación Española y por ejemplo, la vasca por otro tipo de razones no pertenece a la Española, nosotros empezamos a pertenecer hace 4 años, antes no; por discrepancias y ese tipo de cosas. Pero esas diferencias se fueron solucionando con la nueva directiva. Y como nosotros queremos promocionar el surf, eso incluye que los chavales puedan ir a campeonatos estatales. No que se queden en casa y sólo en torneos locales o regionales. Para facilitar un poco las cosas. Porque antes, para que un chaval pudiera participar en un campeonato de España teníamos que pagar nosotros como Federación; ahora mismo no, paga su inscripción pero la ficha federativa de la Gallega le vale para la española. Mientras que a un vasco no le vale la licencia vasca, tiene que pagar la española. Por eso, ahora, dentro de nuestro circuito, tenemos pruebas clasificatorias para campeonatos en España.

 

¿Qué tan en contacto están entre sí y para qué tipo de cosas?

Realmente, con la vasca poco o nada, alguna llamada por alguna duda, aunque no hay ningún problema con ellos. Y con el resto, sí, tenemos relación, en las asambleas de la Federación Española, donde van todas menos la vasca. La integran los gallegos, los asturianos, los cántabros y los canarios. La vasca tiene su propia federación, considero yo que por un problema más político.

 

Además de fomentar el surf a partir de campeonatos, lo hacen por medio de cursos y clases en escuelas…

Hacemos cursos de técnicos, de jueces, de meteorología en algún caso, y luego, tenemos nuestras escuelas adheridas, que son una forma de garantizar que el funcionamiento es bueno, que el seguro es bueno, que todo esté bien. En este momento, tenemos más de 20 escuelas adheridas y hay otras que están fuera de la Federación; el gobierno no encarriló todavía las escuelas, no tienen una normativa adecuada. Sin ser técnico ni nada, puedes abrir tu escuela de surf en un club sin problema; pero para nosotros no, te vamos a exigir una titulación y ofrecer algún tipo de seguro. Ahora se está tratando de encaminar eso.

 

La formación de los jóvenes en las escuelas es uno de los rasgos donde hacen énfasis, ¿pero también tienen como objetivo encarar el surf a nivel competitivo?

Sí, sí. Ahora mismo en Patos dan clases todo el año y ciertas escuelas tienen equipos de competición: entrenan, se mueven, tienen sus furgonetas, donde hay olas o sopla el viento, van para allá o a competiciones.

En el surf hay dos vertientes, la deportiva y “la de vida”, entre comillas, o free surf, que es más amplio. No es como el tenis o fútbol, que es jugar y ganar. No, con el surf vas con tu tabla y vas a surfear. Entonces, algunos sólo van a pasar bien y otros a competir. Y las escuelas tratan de ir un poco por ese camino. Gente que va a aprender y surfea luego por su cuenta y otra gente que es competición y competición. Hay chavales en Galicia que es competición, competición y entrenar, ya no dicen “me voy a tirar con la tabla”. Que te puede gustar más o menos la palabra entrenar, porque hay quienes incluso están en contra de las federaciones, no les gusta ese institucionalización deportiva y es muy respetable también.

 

2

 

¿Cuántos hacen circuitos año a año?

Realizamos de bodyboard, de longboard y paddle surf van juntos, Junior y OPEN de Surf. Más o menos, 36, 40 pruebas anuales. Se hacen todo el año, más en invierno que es la época de surf aquí, pero en verano también. A fines de agosto tenemos el campeonato gallego en Soesto, una playa donde entra mucho mar. Para los de bodyboard se va a playas específicas, mejores para el bodyboard, longboard igual y el surf intentamos que sea en playas con buenas olas o que traigan mucha gente, como el pico de Patos.

 

Cada vez son más los surfistas muy jóvenes que andan muy bien en varios países, ¿ustedes hacen algún tipo de hincapié con esas generaciones más nuevas?

Sí, tenemos selección con concentraciones anuales y su seleccionador. De hecho, promovemos más ese surf que el OPEN, porque los que ya son buenos y destacan se van a hacer circuito nacional o europeo y más por la suya. Entonces, la Federación Gallega pretende centrarnos más en la base, en chavalitos hasta 18 años. Formarlos ahí.

 

¿Cuál es el campeonato más importante de Galicia?

Nosotros tenemos un campeonato que lo organiza una entidad privada, que se llama Pantín Classic. Y ahí sí colaboramos pero no colaboramos. No tenemos una aportación de nada, más que llevar jueces. Ese es el campeonato más importante en Galicia. Depende de nosotros, pero todo lo hace esta entidad privada. Es una prueba clasificatoria del campeonato del mundo. Es el que convoca más gente y el evento más importante en Galicia, pero no es el que más surfistas gallegos lleva. Vienen de Australia, Sudáfrica, de todo el mundo. Es un WQS. Se hace a fines de agosto-setiembre.

 

Cuando hay menos olas…

Sí, je… Pero a ver, es muy buena playa. En Pantín garantizas olas todo el año. Nunca se dejó de hacer por no haber olas. Es una playa donde entra mucho mar.

 

¿Cómo manejan el sistema de jueces: cuántos son, cómo puntúan…?

En una competición normal está el director de competición, el jefe de jueces y 4 jueces. Y mediante sistema informático, puntuación directa y en tiempo real, para que el surfista sepa en todo momento la nota que tienen, cuánto les falta para ser primeros, etcétera.

 

3

 

Las fechas del Circuito gallego, ¿cómo las arman, en función de qué…?

En función de las olas de cada playa. En Patos lo mejor es hacerlo de noviembre a enero. En Soesto, que ahí sí es el campeonato que más gallegos lleva, como 190 competidores, ese se hace en agosto. Galicia no es recta, es una costa muy recortada, entonces funcionamos mucho por vientos y dependemos de ese tipo de situaciones.

 

¿Cómo es el tema de las categorías en los torneos de cada disciplina?

Dentro de cada modalidad, va por edades: Sub12, Sub14, Sub16, Sub18, OPEN Y Master.

 

¿Cuánto tiempo es por Heat?

Entre 15 y 20 minutos, en todas las modalidades.

 

Y aproximadamente, ¿qué cantidad de competidores suelen participar?

Depende de la playa y la categoría. Donde más participan siempre es en Junior. En OPEN en el campeonato más grande te encuentras con 40 inscriptos, pero en Junior te puedes encontrar con 110, 115. Por eso nos centramos en la base. Cuando la gente llega a una edad, y si se estanca, dejan de competir. O si ven que progresan, tiran un poco más arriba. Por lo general, a partir de 18 salen a competir fuera y pueden estancarse a los 20 y algo. En Galicia la mala suerte que tenemos es que hay pocos profesionales. Hay uno, que seguro es Gony Zubizarreta Y no mucho más…

 

¿Eso tiene que ver con el hecho de que en Galicia son pocas generaciones de surfistas?

Sí, es por eso. Y también porque el gallego tiende a salir fuera poco. Llega el verano y compiten quizá en Francia o Portugal, pero no es una persona que se vaya hasta Marruecos o Sudáfrica. Y viajar, conocer gente, para un surfista, todo eso es muy bueno. Cuando partes de un nivel que está aquí y estás surfeando con ese nivel, la gente siempre se va a quedar en ese nivel. Pero si tú estás más arriba, la referencia va a ser más arriba. Acá el nivel es medio y no suelen fijarse más arriba. Entonces viene el típico francés que la rompe y acá la gente flipa; y es que claro, en Francia están a otro nivel. También los canarios, están en otro nivel. Pero este problema supongo se solucionará, el surf entró más tarde en Galicia.

 

¿Quiénes y cómo pueden inscribirse a los circuitos gallegos?

Puedes ser asturiano y hacer el Circuito gallego, mientras estés federado. Si un federado cántabro, que no está federado con nosotros, pero se inscribe por web, puede participar. Pero no entra en nuestro ranking del circuito. Eso en el Circuito. En el campeonato gallego, que es una prueba anual donde salen los campeones gallegos, ahí sí tienes que estar empadronado en Galicia; seas de donde seas.

 

¿La Federación cuenta con recursos como para apoyar económicamente a los surfistas que quieran entrenar en algún país o competir en algún mundial?

Antiguamente, sí. Pero nosotros nos manejamos por subvención y por sponsors y es muy complicado. Teniendo la cantidad de pruebas que tenemos no es sencillo. Lo que sí se apoya es a los chavales que van concentrados con la selección, tratamos, o bien que no paguen nada, o que el costo sea mínimo. Ahora fuimos a Francia y fue difícil.

 

En Uruguay se da que compiten pocas mujeres…

De aquí a unos años, acá subió, tanto la cantidad como el nivel, que antes era horrible; ahora incluso hay chicas que compiten contra chicos y llegan a semifinales. Dan pelea. Se está dando más movimiento de chicas.

 

Playas para ir sí o sí en Galicia a surfear…

Por constancia, Pantín. Y buenas, buenas olas, en Lugo o Ferrol. Son las mejores de Galicia.

 

Mejores surfistas gallegos…

Gony Zubizarreta con diferencia. Luis Rodríguez “Monín”, que es un chico de Ferrol. Y ahora están destacándose chavalitos, como Luis Ansin, Diego Álvarez…

 

4

 

¿Cómo es o cómo ha sido la participación gallega en torneos europeos o mundiales?

¡Ja, Gony! Es que no hay otro. Gony es campeón del mundo en Junior, fue subcampeón de Europa y ha ganado pruebas del QS. Y tuvimos algún bodyboarder que ganó o quedó en la final de alguna prueba mundial, pero en pruebas puntuales. Y eso que el bodyboard no tiene ni la mitad de apoyo que tiene el surf; si tuviera la mitad de apoyo que ha tenido un surfista profesional, ahora estarían en un nivel brutal

 

Hay una movida muy fuerte de surf en Portugal, que queda cerca de Galicia, ¿qué tan en contacto están con la Federación de Portugal?

Sí, tenemos un campeonato en común que es el Luso-Galaico y poca cosa más, aunque sí, nuestros surfistas compiten en Portugal porque es otro nivel y es muy bueno que lo hagan; salir fuera siempre es positivo y te encuentras con surfistas del sur de Portugal, que tienen muy buen nivel y es bueno que compitan con ellos.

 

¿Cuánto afectó e influyó la crisis europea al surf?

Al surf probablemente, no mucho. En cuanto a la industria del surf,  materiales de surfing, o gente que vaya a practicar, no les afectó demasiado. A nosotros como Federación, sí. De pasar a tener una subvención grande, hace 6, 7, 8 años, a tener menos del 50 %, tener que sobrevivir con el 30 y ver cómo hacer.

 

Y además de sponsors y apoyos públicos, ¿cuentan con alguna fuente más de dinero?

Con las fichas federativas, que cuesta un dinero y sacamos un tanto % para los sueldos. Luego, este local donde ahora estamos hablando, no se paga, [lo cede la Casa de Deportes de la Xunta de Galicia], y otra oficina en Malpica que tampoco pagamos.

 

¿Qué ha cambiado para bien y para mal el surf en Galicia?

Para bien, que el nivel de gente en Galicia, de a poco, cada vez es mejor. Y lo ves por la calle: en Galicia ya se hace mucho surf, hace unos años era raro ver a un chaval cruzando la calle con una tabla bajo el brazo. Ahora está a la vista. Yo cuando empecé a hacer surf, eso no existía.

Pero estaría bueno que el nivel sea mayor y que la gente se inscriba todavía más. Esa es una tarea pendiente. Y que las instituciones se mojaran mucho con la Federación, que se impliquen más. Si no hay surfistas que puedan llevar el nombre de Galicia por fuera, estamos jorobados. Pero cuando es un campeonato del mundo, sí se implican.

 

Además de más apoyo económico y que se inscriba más gente, ¿qué más te parece que falta para fortalecer la Federación Gallega?

Poca cosa más, es la segunda federación europea, ni la española. Por números de federados, somos la segunda. La primera es Francia. Nosotros tenemos 3.000 federados. ¿Qué necesitaríamos? Quizá más unión. Y que la gente dejara de ver las instituciones de surf como… Hay gente que no entiende lo que es la federación, que el presidente no cobra, que lo hace porque le gusta el surf, y sí obviamente, hay administrativos que cobran y lógicamente en los campeonatos la gente cobra, pero no hay nada extraño, acá las cuentas son claras y a todo el mundo se les enseña. No hay trampas. No hay dinero: no hay dinero. Entonces que alguien diga cosas por desconocimiento es un fallo y provoca poca unión. Los que estamos dentro sabemos que el problema es el dinero, que no hay. Entonces si entre todos, no entre unos cuantos, sino que entre todos empujáramos hacia la Federación las cosas irían estupendamente. Y sin localismos estúpidos, de “yo soy de Lugo”, “yo soy de Coruña”; así no apoyas al surf competitivo. Está bien que alguien no crea en la institución y hagas surf libre, pero si tienes, por ejemplo, una escuela de aprendizaje, eso siempre tiene que ir unido a la Federación, no puedes hacerlo tú a tu aire; porque no estás haciendo ahí surf libre, ya estás haciendo algo organizado, eres un club, no es como una persona que va a la playa, surfea y te vas. No. Es otra cosa. Si estás haciendo algo organizado, debería de estar con el apoyo de la Federación. Y tampoco es que nosotros le pidamos algo; estar federado incluye que nosotros le damos una cobertura de seguro, que si hay un problema vamos a dar la cara por él.

 

La última: ¿la Federación Gallega está afín con incluir al surf dentro de los Juegos Olímpicos, una campaña en la que viene trabajando desde hace años la ISA (International Surfing Association)?

Es complicado… Como federación, estaríamos encantados. Para quien quiera hacerlo, estupendo. Hablando desde el área federativa. Pero como surfista, no. Para el surfista es una manera de vida, no un deporte… Se da esa contradicción entre eso y lo competitivo. Hay gente que quiere y por qué no voy a dejar que la gente lo haga. El problema es que en ciertos países no hay mar y lo de las piscinas artificiales ya pierde la esencia de los campeonatos de surf; ya cambiaría la esencia de cuatro olas, cuatro mangas, ya cada uno pillaría una ola. Ya eso es más complicado. Si fuera como fue en Australia, deporte de exhibición, o mismo en Barcelona, ahí me parecería lógico. Si hay olas, de puta madre. Pero unas olimpíadas en Arabia Saudí, en una piscina… Es como cuando en las olimpíadas de invierno, a nadie le gusta la nieve artificial. Es lo mismo.